Blog de Nómina360 - No te mates trabajando

No te mates trabajando: La importancia de no trabajar en exceso

Todos hemos pasado por eso: quedarnos hasta tarde para terminar un proyecto, saltarnos la comida para cumplir un plazo, trabajar los fines de semana para salir adelante. Pero, ¿en qué momento trabajar demasiado se convierte en algo perjudicial para nuestra salud y productividad? En esta entrada del blog, exploraremos la importancia de no trabajar en exceso, el tiempo máximo que una persona debe trabajar en una semana y si las jornadas de 12 horas son realmente eficientes.

Trabajar muchas horas se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, problemas de salud mental e incluso la muerte. Un estudio realizado con 600.000 personas descubrió que los que trabajaban más de 55 horas a la semana tenían un 33% más de riesgo de sufrir un derrame cerebral y un 13% más de riesgo de sufrir una enfermedad coronaria que los que trabajaban entre 35 y 40 horas a la semana. Además, otro estudio descubrió que los empleados que trabajaban más de 10 horas al día tenían un 60% más de probabilidades de tener problemas de satisfacción con su pareja. Por último, las investigaciones han demostrado que las personas que trabajan muchas horas tienen más probabilidades de morir de ataques al corazón, úlceras y accidentes 

Dada la clara relación entre trabajar muchas horas y los malos resultados para la salud, es importante asegurarse de que no estamos trabajando en exceso. Entonces, ¿cuántas horas son demasiadas? La respuesta puede sorprenderle. Según una encuesta realizada a 2.000 trabajadores por el portal de empleo Monster, la semana laboral ideal es de sólo cuatro días. Así es, cuatro días. La encuesta reveló que los encuestados que trabajaban cuatro días a la semana eran más felices (24%), estaban menos estresados (27%) y eran más productivos (28%) que los que trabajaban cinco días a la semana 

Entonces, si cuatro días es la semana laboral ideal, ¿cuántas horas deberíamos trabajar cada día? Según la Fundación Nacional del Sueño, la persona media debería trabajar sólo 8 horas al día. Sin embargo, para algunas personas con diferentes necesidades de sueño (por ejemplo, los madrugadores), puede ser posible trabajar 9 o 10 horas al día sin experimentar ningún efecto negativo 

Trabajar demasiado puede tener graves consecuencias para nuestra salud y niveles de productividad. Entonces, ¿cómo podemos asegurarnos de no trabajar en exceso? La respuesta es sorprendentemente sencilla: limitando nuestra semana laboral a cuatro días y nuestra jornada laboral a ocho o diez horas. Siguiendo estas pautas, podemos evitar los efectos negativos del exceso de trabajo y mejorar nuestro bienestar general.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.